Viernes, 01 de Julio de 2022
InicioBrevesSARA MARTE: EL CANTO PARA TRASCENDER

SARA MARTE: EL CANTO PARA TRASCENDER

Escrito por Adriana Dávila

Secretos por descubrir

El occidente de México tiene la conexión con el Océano Pacífico. Con esa inmensidad que nos brindan esas aguas que van y vienen, navegando por aquí y por allá, se llena el ancho mar de grandes secretos que nos llevarían esta y dos vidas más comprender.

En estas geografías, existe y resiste Sara Marte. Artesana, rapera, cantautora y gestora mexicana que radica en Nayarit, es fuente de inspiración para otras mujeres… y otros géneros musicales. En esta nota, además de describir en breves líneas parte de su experiencia en el rap, daremos espacio para escuchar su más reciente colaboración musical. 

Una década detrás de la palabra

Sara llega al rap por curiosidad. Como tú, como yo, Sara un día se cuestionó qué tenía el rap para ella, qué podía hacer con él. Sara Hebe fue de sus primeros hallazgos. Y en el territorio mexicano, fue Obeja Negra en colectivo con Batallones Femeninos, quienes se colgaron de sus oídos y se contagió de la energía que solo el Hip Hop puede dar.

La labor de Sara ha sido aprender a producir desde sus propios saberes, con sus herramientas. Su trayectoria, con poco más de 10 años, le ha permitido extender sus dudas a más mujeres, teniendo como uno de sus actuales proyectos “Las hijas del verso” pensado, en sus inicios, como un espacio para que otras mujeres con sus mismas inquietudes en la música, en el rap y la palabra pudieran compartir sobre un escenario.

La convicción de Sara, entre la magia y reconociendo el poder sanador de la palabra, la tiene ahora pensando en talleres de rap. Rediseñando cada propuesta para ensayar la voz, su potencia y abrazando la musicalidad que nos habita. Esas voces múltiples que surgen a partir de momentos que nos atraviesan y que combinamos con las emociones, le han permitido a Sara experimentarse en otros géneros.

 

 

“Metafísica”

Jacobo Grinberg fue un neurofísico y psicólogo mexicano que aportó grandes reflexiones a la metafísica y ha sido de los pocos científicos que le ha abierto las puertas al conocimiento sobre la naturaleza y lo esotérico. Jacobo dialogó por mucho tiempo con chamanes y curanderos mexicanos hablando de la vida, de lo misterioso que es esta y el poder de la espiritualidad: del cómo descubrirlo y llevarlo más allá.

El pensamiento mágico, la materia y el universo. Todo está en completa conexión. La dualidad de la que estamos compuestos, desde la luz y la oscuridad, nos envuelve y pocas veces somos consciente de ella. La metafísica, entonces, es aquello que va más allá de la mera filosofía, se busca el conocimiento total y en extenso de las cosas. Y así como lo buscamos al exterior, el verdadero reto es buscarlo al interior: en nuestro ser.

De Jacobo no sabemos nada desde hace 28 años. Múltiples historias se desplegaron de su desaparición. La relectura de sus apuntes es vigente hoy en día porque tenemos plena confianza que Jacobo vive en el pensamiento colectivo cada vez que intentamos estar en otros espacios ajenos a donde están nuestros cuerpos.

El talento de Sara para la creación fue convocado por Daniel, productor con más de 20 años en la escena de rock y ska en Tepic, Nayarit. Si bien es cierto que Sara tiene ya su camino en el rap, esto no fue un impedimento para explorar el rock y el Metal desde su voz. Podemos dar cuenta de ello en esta producción audiovisual que tiene apenas un par de semanas en circulación.

“Metafísica” es una canción que hace homenaje a Jacobo. Con la libertad creativa que otorgó Daniel, Sara y Extenso plasmaron algunas preguntas y afirmaciones en las letras pensando en lo efímero que somos y en las motivaciones que no tenemos. O que están ahí pero que necesitamos darles nombre.

El género musical no le fue lejano a Sara, y la colaboración le pareció interesante ya que le daría otras herramientas para su performatividad escénica en el rap, el slam y la poesía. Extenso, por su parte, con su desarrollo en el Metal y la experiencia de pertenecer a la banda The Truth Not, pudo activar en esta pieza musical sus saberes desde la voz gutural.

Las esencias del canto chamánico, el Metal, la práctica gutural y el rap se mezclaron de manera natural, sintiendo que la música les cruzaba la existencia. En ello, la producción del video que ahora comparten nos invita a movernos un poco de nuestros gustos personales, para abrir la escucha y atrevernos a crear y colaborar. Atrevernos a trascender.

“No voy a levitar, no soy un santo
el fuego me limpia, me está quemando
en lobo en mi interior va despertando
me lleva a lo que voy necesitando”

 

 

https://www.facebook.com/SaraMartePoesiayRap/

https://www.instagram.com/saramartemx/

https://www.instagram.com/ricardo_gbp/

https://www.instagram.com/daniel_rockdriguez/

Comentarios

VEN A MÍ ES EL NUEV
“EL RAP Y YO SOMOS

roberto.padillafuentes@gmail.com