Miercoles, 05 de Octubre de 2022
Banner
InicioBrevesRAP Y TECNOLOGIAS #3: CALAMBRE AVANZA CON UN PENTIUM Y KULTURA HIP HOP

RAP Y TECNOLOGIAS #3: CALAMBRE AVANZA CON UN PENTIUM Y KULTURA HIP HOP

Por Sebastián Muñoz Tapia.

Las posibilidades de realizar instrumentales y grabaciones con computadores fueron claves para entender el incipiente desarrollo de un hip hop independiente, con un conjunto de discos autoproducidos de raperos como SQB o Genio de Acero a mitad de la década de 1990. A la vez, comienzan a generarse sellos independientes propiamente de rap como La Calle Records y Kalimba Records, lo que permite entender la existencia de un underground que para el periodista Freddy Olguín fue “la base de la irrupción de un movimiento cada vez más independiente y autogestionado” (Olguín 2018:20–21). A finales de los 90 se destacó Calambre y su disco Avanza de 1998, el cual marcó un hito por su calidad y popularidad, apoyado por Kalimba. Con él se expresan formas alternativas a la producción de discos en multinacionales, que aún no disminuían su participación en el país, como ocurrirá en los 2000.

Oscar o M5D aprendió a usar los softwares con ayuda de SQB (Scooby). Johans, un amigo del colegio de Óscar que iba a Estación Mapocho -lugar de encuentro hip-hop por esos años- le presento a SQB. Por ese entonces, este último estudiaba en la Universidad Técnica Metropolitana ingeniería electrónica y gracias a un compañero aficionado a la informática de esa casa de estudios conoció los programas para hacer música Cool Edit, Impulse tracker y Hammer Head. M5D y su amigo de colegio iban a la casa de Scooby a estudiar pues él «sabía mucho de física y matemática» y de softwares. El padre de M5D compró un computador IBM Aptiva con el cuál comenzó a experimentar lo que aprendía de Scooby. La principal forma de trabajo era ir superponiendo samples en un solotrack:

“entonces la forma de hacer el disco era multiplicar la base y pegar…todo el rato sobre las cosas, entonces ibas grabando, iba quedando y de ahí para adelante tenías que estar seguro porque no había vuelta atrás para modificar volúmenes, ni nada” (M5D).

Epicentro (Juan Pablo) –otro miembro de Calambre– ya estaba trabajando y tenía algo de dinero para invertir en un computador. Oscar le dió la idea de comprar un PC armado con Pentium 1 en el persa Bio-Bio:

“El hecho de que se empezaron a armar computadores bajó el precio y también aumentó la capacidad, porque yo tenía un 486 [procesador], pero cuando decidimos hacer el disco Avanza Pablo trabajaba, entonces él generaba dinero. Trabajaba porque era uno de los pilares de su casa, él vivía con su mamá y su hermano, entonces salió del colegio y comenzó a trabajar, cosa que todavía nosotros no teníamos la necesidad y él tenía disponibilidad de plata. Entonces dijo «Podemos gastar en comprar un computador armado», yo le di esa idea, me puse de acuerdo con él. Él conocía a Willy y reformamos Calambre como tres” (M5D).

Pasaron todo un verano yendo todos los días o quedándose en la casa de Pablo en Los Morros de la comuna de El Bosque trabajando en el disco Avanza. Haciendo beats y letras, grabando voces, para terminar comprando casetes vírgenes, replicándolos y regalándolos. Uno de sus casetes llegó a las manos de Marcello de Kalimba, quien les ofreció distribuir el disco y hacerle una carátula.

“Nuestro siguiente plan fue comprar casetes vírgenes, yo hice una secuencia con los temas del disco y grabábamos, compramos también equipo en el Bío Bío para grabar casetera, entonces dejábamos grabando ahí, grabamos diez casetes, veinte casetes, salíamos con los casetes a las tocatas, los regalábamos. Los regalábamos a la gente que nosotros pensábamos que podía difundir mejor nuestra música, o se lo regalábamos a cualquier gente que veíamos vestida de rapero en la calle. Íbamos por ejemplo a veranear al Tabo con el Pablo y lo escuchábamos con alguien allá, le regalábamos el casete. Entonces cuando la persona de Kalimba Records nos contacta nosotros ya teníamos el disco”… (M5D)

 

 

Kalimba era parte de otros dos proyectos: la revista y la tienda Kultura Hip-Hop de Mariela y su pareja Marcello. Mariela tenía experiencia de años de trabajar realizando revistas asociadas a ideas de izquierda, lo que le permitió construir una red de distribución en distintas ferias artesanales de Chile. A la vez disponía de un local en la galería comercial Eurocentro, donde se comenzaron a vincular con el hip hop, vendiendo afiches y música regrabada en casete y CD, lo que les generaba sus principales recursos económicos. Decidieron hacer una revista aprovechando el boom del rap luego del disco Ser Humano de Tiro de Gracia y la red de distribución de Mariela, a través de la cual Kultura Hip-Hop pudo llegar a distintos puntos del país. Fueron incorporando un compilado de rap nacional y luego apadrinaron a Calambre con Avanza y organizaron el lanzamiento del disco. Como señala Mariela:

“Fue…como [un] éxito… Realmente fue toda una hazaña, porque para los pocos recursos que habían fue tan grande… hicimos un evento y nunca nos imaginamos que iba a llegar la cantidad de gente que llegó, llegaron más de 200 personas que no cabían en el lugar. Era un lugar para 300 personas y llegaron 500, entonces había 200 personas que sobraban y que estaban desesperadas por entrar, trataron de entrar a toda costa, quebraron vidrios… [Fue en] El Tucán… una salsoteca en Pedro Valdivia con Bilbao… Esa noche nunca la voy a olvidar porque fue…igual fue divertida, riesgosa, de todo, de todo un poco, porque era un barrio que en ese momento se consideraba como «cuico» [de clase alta], y llegan puros cabros desordenados y la tremenda patota de cabros de todos lados, venían cabros de poblaciones a escucharlos, y no sólo de población sino que de todas partes”.

 

Referencias

Olguín, Freddy. 2018. 100 Rimas de Rap Chileno. Santiago: NNCVST libros.

Comentarios

CABEZA DE MONO LANZA
CRIONE Y SOLOSIBERIA

roberto.padillafuentes@gmail.com