Lunes, 08 de Marzo de 2021
InicioDestacadosLA MAREA CRECIÓ DE MÉXICO A CHILE

LA MAREA CRECIÓ DE MÉXICO A CHILE

Las raperas chilenas Dania Neko y La Deyabu junto a sus colegas mexicanas Masta Quba y MarieV, se juntaron para dar vida a Esta Marea, un sencillo lanzado por el sello MDEMUSICA. La canción, que visibiliza la lucha antipatriarcal y la realidad de los pueblos originarios y las minorías, fue estrenada en formato videoclip y contó con la producción musical de Alicantoh.

Escrito por Crione

Masta Quba y MarieV son dos raperas mexicanas que hace años vienen luchando mediante la palabra contra la opresión del patriarcado. Un tiempo atrás tuvieron un taller de rap feminista llamado Rapquimia, donde la idea era empoderar a las mujeres en busca de la libertad  mediante la voz. “Que existan cada vez más chicas con esta liberación de la palabra”, decían por aquel entonces las mcs.

Ambas, empezaron a trabajar en un disco que llevará por nombre La ruta Natural junto al productor chileno Alicantoh, quien estaba radicado en México. A él se le ocurrió la idea de juntar a las mexicanas en un track junto a Dania Neko y La Deyabu, dos raperas chilenas de larga trayectoria que tienen un mensaje político muy similar al de las mexicanas.

Alicantoh les propuso la instrumental y todas estuvieron de acuerdo en unir fuerzas para crear una canción que unificara sus sentimientos. “A partir de ese beat la que escribe primero es Dania y manda la propuesta de lo que le nació a partir de ese ritmo y pues a todas nos vibró, a todas nos atravesó el hablar de la resistencia de las mujeres de ambos países”, dice Masta Quba.

“La canción nace durante la pandemia, dónde la creatividad une cómo un puente metafísico para intercrear algo colectivo que rindiera honor y fuerza a nuestras luchas conectadas. Y también la provocación a despertar nuestra bestia creativa en tiempos de desesperanza”, sostiene MarieV.

Al momento de la creación del tema, Dania y La Deyabu vivían juntas en Valparaíso. Dania siente el feminismo como una vía sanadora para muchas mujeres, en particular desde el amor propio, en el hecho de apoyarse unas a otras y dejar de competir.  “El feminismo es súper revitalizante porque te re significa y te valora de otra forma. Los sentires son súper medicinales porque te quitan de la competencia del capitalismo”, sostiene la integrante del sello Tómate Música.

Dania Neko fue la primera en escribir y grabar su parte. Las demás se acoplaron al concepto general de la canción y todo fluyó rápidamente. “A partir de eso cada una compartió lo que escribió, cada una abrazaba lo que escribía la otra y se identificaba”, dice Masta Quba, quien agrega que luego surgió la idea de grabar el videoclip de la canción, el cual planeaban rodar en buena parte en la ex Comisión Nacional de Derechos Humanos de Ciudad de México, la cual el 3 de septiembre se transformó en la Okupa Casa Refugio Ni Una Menos México, hoy llamada Okupa Cuba.

Okupa feminista en Ciudad de México

La Okupa Cuba era hasta el 3 de septiembre de 2020 la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Ese día, un grupo de familiares de víctimas de violencia y de desaparecidos -en su mayoría menores y mujeres- irrumpieron en el establecimiento para reclamar justicia.

Entre las manifestantes estaba Marcela Alemán, madre de una niña que fue abusada sexualmente en 2017 y que a pesar de reconocer a sus agresores, su caso sigue irresoluto. Como medida extrema de protesta, Marcela decidió amarrarse a una silla al interior del inmueble hasta obtener alguna solución por parte de las autoridades. Silvia Castillo, madre de un niño asesinado en 2013, la acompañó.

Marcela y Silvia, provenientes del estado de San Luis de Potosí, recibieron de inmediato distintas muestras de apoyo de colectivas feministas que se hicieron presentes en el lugar. “Ese mismo día en la noche llegan todas las colectivas feministas a brindar soporte y es cuando se hace la toma del edificio, que hasta la fecha sigue siendo ocupado por las colectivas feministas y por la colectivo Bloque Negro”, afirma Masta Quba, quien junto MarieV dieron un concierto ahí desde el balcón juntando alrededor de 300 personas.

En estos momentos la okupa funciona como refugio para mujeres abusadas y violentadas de cualquier forma. Se hacen talleres, conversatorios, conciertos e incluso se formó un pequeño mercado artesanal. El objetivo es que el lugar se convierta en un espacio cultural por y para las mujeres.

La energía y simbolismo del lugar bastó para que las mcs mexicanas decidieran grabar parte del videoclip de Esta Marea allí.

Rodaje

El videoclip del sencillo Esta Marea fue grabado primero en Valparaíso y luego en Ciudad de México. “Lo hicimos así para esperar las imágenes de Chile y ver cómo fueron las tomas, los movimientos de cámara y la proximidad de las bailarinas a la cámara para acercarnos a esa misma estética”, cuenta Alicantoh.

 En la capital mexicana, gran parte del rodaje se efectúo en la Okupa Cuba. El propósito de las creadoras era mostrar lugares significativos y acompañar la música con bailarinas.

“Más allá de nuestras barras y nuestra letra, la intención era que los lugares representaran algo. Y así fue como una tarde acudí a pedir permiso a las compañeras que están en la okupa para grabar el videoclip, le aviso a todas y así se empieza a generar la grabación dentro de la okupa”, narra Masta Quba.

Para MarieV, “el proceso de grabación del vídeo fue resultado del puente visual y el puente musical que teníamos en mente. Hubo momentos hermosos, de encuentro, provocación y cuestionamiento sobre nuestra comunicación como comunidad en resistencia, pero sabíamos que había que hacer algo certero y que también tradujera la narrativa de nuestro tema”.

“Grabamos en Valparaíso junto a Dania y tres chicas de Valparaíso bailarinas de afro y de afro urbano. Fuimos a grabar al cerro cordillera, que es un cerro bien emblemático en cuanto a la organización popular que existe en  Valparaíso. Entonces estuvimos en lugares bien populares, en lugares bien lejanos al Valparaíso turístico”, relata La Deyabu.

El videoclip contó con un equipo de más de doce personas entre bailarinas, técnicos, camarógrafos y maquilladoras. En México fue dirigido por Araceli Reyes y en Chile por Sebastián Tomás de Asferica Films, quien asumió el montaje y la dirección general.

No esperes más y dale play a este tremendo trabajo.

Comentarios

INDESCONTABLES VERSO
MIEL PARA TUS OÍDOS

cdiazgodoy@gmail.com