Miercoles, 13 de Septiembre de 2017
InicioSala de PrensaReportajes¿Dónde estamos parados?

¿Dónde estamos parados?

¿Dónde estamos parados?
¿Dónde estamos parados?

¿Dónde estamos parados?

Escrito por Patricio Leiva S.

¿Dónde estamos parados?: Pedro Foncea

Para comenzar con una pequeña sección sobre la evolución y los momentos de nuestro movimiento me gustaría hacer un pequeño resumen sobre el génesis del rap en Chile, principalmente en Santiago, la ciudad a la cual pertenezco, prometiendo para una próxima entrega un resumen más completo sobre la realidad del movimiento Hip-hop en la totalidad de nuestro país.

En el rap chileno hay más de una escuela, son generaciones que se van sucediendo de acuerdo a las variaciones tecnológicas y contextos locales e internacionales con las que nos vamos enfrentando.

Entonces, creo primero que en Chile no hubo una generación del vinilo, a diferencia de Estados Unidos y Europa. El rap llego a Chile en un formato más económico y se popularizó desde ahí con el casete pirata (1984-1990 por poner una fecha), la generación de los tiranosaurios rex del rap chileno, la generación de Bombero Ossa (Claudio Flores, Panteras Negras, Posse Latina, Pedro Foncea por mencionar algunos). En esta etapa del rap chileno cobra vital importancia el sello Alerce, pioneros en fichar el rap político y contestatario de la periferia santiaguina.

Un segundo momento que podríamos llamar como la generación de Mapocho, de la radio Antares y de los grupos que abrieron paso al Hip-hop en los medios de comunicación masivos, podríamos llamarlos una “segunda escuela”. Un pequeño puñado de estos grupos, TDG, Makiza, Rezonancia, Frecuencia Rebelde, y principalmente DMS fueron quienes masificaron el hip-hop en Chile, fueron una generación mucho más visual, ya que tras a pesar que los pioneros en videoclips fueron Panteras Negras y La Pozze Latina, perfeccionaron el trabajo audiovisual, entregando videoclips que forman parte del registro histórico del rap chileno, y que se quedaron en la retina de quienes fuimos formados por aquella escuela.

Después surge una tercera ola, en donde se empezó a popularizar el formato del disco compacto, en forma simultánea con los primeros sitios de internet y las primeras descargas de temas y noticias de rap Internacional, lo cual rompe de cierta manera el monopolio de la información en el rap, en donde eran pocos los que tenían en sus manos los discos y elegían a quienes entregar una cinta o intercambiar música o la segunda opción que era comprar una cinta original de un grupo chileno. Esta escuela recibe una gran influencia del rap Internacional, generándose una escuela de rap Norteamericano, Boricua o Español, debido principalmente al vacío que hubo en el momento de desaparición del rap chileno comercial, de cierta manera el mercado discográfico provocó un quiebre profundo en el rap chileno al convertirlo en un producto de moda pasajera.

¿Dónde estamos Parados?: Fruity LoopsLa importancia de esta escuela es la ampliación de los recursos para poder producir música de manera independiente, los software que empiezan a hacerse más populares y al alcance de la mano del rapero, principalmente Fruity loops, un secuenciador multipista que funciona a modo de una batería digital, y Cool edit, un editor multipista que funciona a modo de consola digital, en donde se pueden grabar y editar voces, instrumentales y scratchs en el caso de poseer el acceso a una tornamesa.

Es esta tercera ola la que sigue operando en la actualidad, mucho más madura y con tecnologías superiores a las que tuvo alguna vez cualquier escuela de rap chileno. En este momento se habla del Home studio, un estudio casero de grabación con micrófonos de condensador, interfaces de sonido con phantom, computadores con los últimos programas de edición multipista, como protools, nuendo 3, cubase, sonar, o sony vegas por mencionar los más conocidos; con softwares sincronizados vía controladores MIDI, como FL studio 9 (continuación del clásico Fruity loops), reason 4, o Live, junto con tecnologías para los dj’s, como Final Scratch, o Torque principalmente. Además esta generación cuenta como espacio de encuentro los foros virtuales para dar a conocer eventos, trabajos, videos independientes de calidad profesional, contando con el apoyo de blogs, sitios webs, myspaces, fotologs o facebook. Se suma a todo esto la profesionalización de los cultores de rap nacional, contando entre las filas a destacados diseñadores, publicistas, periodistas, profesores, sonidistas, fotógrafos, cineastas, etc., lo cual entrega además herramientas impensadas en el génesis del movimiento hip-hop nacional y otorga la posibilidad de mantener el movimiento sin la necesidad de firmar por un sello y depender de un contrato discográfico.

Quiero agregar a esta última generación la apertura que ha tenido el rap en las regiones y el protagonismo que han ido ganando cada vez más grupos nacionales que rompen barreras, poniendo ejemplos como Mutante Style de Pto. Montt, Vafe Jhous de Valdivia, Enlace 041 de Concepción, Jotaose Lagos y Delanueve de Temuco, Rolo y Bubaseta de la quinta Región, Esquina Familia Skuad de la segunda región, por mencionar solamente algunos.

La idea de este espacio es ir construyendo y reconstruyendo la historia de nuestro movimiento, siempre como un aporte y con la mayor de las humildades posibles. Este respeto que entregamos a quienes sean lectores de nuestra sección pedimos sea devuelto en forma de respeto a quienes deseen opinar sobre cada columna.

 
Un poco de historia, con un video de los cásicos del rap chileno: Panteras Negras y su hit “Rapulento“.
 
Comentarios
Radio IHH comienza a
ETERNO PAKTO - Canna

imperioh2@gmail.com